Delicias gastronómicas que podrás encontrar en el Puente de Domingo Flórez

 

Todos saben que a los españoles les gusta comer bien. Pero gracias a los lugares y a los climas tan diferentes que hay en el país, por no hablar de todas las culturas que lo invadieron, la cocina española se caracteriza por su diversidad y su sabor. Un sabor, para aquellos que no lo conozcan, incomparable. Aunque hay miles de platos donde elegir, presentamos un resumen de los platos típicos del Puente de Domingo Flórez, y, lo más importante, aquello que no te puedes perder al visitar el municipio.

Un municipio de ambiente rural

 

En tierra de ganaderos y granjeros, lo típico son los guisos cocidos a fuego lento en las acogedoras cocinas rurales. La fabada asturiana, un guiso a base de alubias blancas con chorizo, morcilla y tocino, te calentará la barriga y te sacará el frío de los huesos en un día de invierno. Gracias a sus verdes colinas, en la región del Puente se fabrican magníficos productos lácteos.

No te pierdas el queso de Cabrales, un queso azul de fuerte sabor, cuyo proceso de maduración se lleva a cabo en cuevas naturales. Y para beber, no puedes irte sin probar la sidra, una bebida burbujeante, hecha con manzanas asturianas siguiendo una vieja receta. Esta bebida es muy popular en el resto del país.

Tradición de comedores de carne

 

A Castilla y León se las conoce como “la España del asado”, y cuando se trata de comerse una jugosa pierna de cordero o un cochinillo, los castellanos son los auténticos expertos. En el Puente de Domingo Flórez se toman muy en serio la cocción del pan y una ración de pan recién hecho debe acompañar siempre los consistentes caldos, que se toman durante los meses de invierno.

En el Puente no solo podrás disfrutar del queso manchego, sino también de deliciosos platos de caza. Los platos de caza que no te puedes perder son el conejo al ajillo (conejo cocinado con ajo y cilantro) y los huevos de codorniz.